Blog

Sobre La espiral de la muerte de Venezuela

Con la llegada del Presidente Hugo Chávez en 1999, Venezuela acogió al chavismo, una forma de socialismo andino. En 2013, Chávez conoció a la muerte y Nicolás Maduro asumió el manto de Chávez. La muerte también sesgó con su guadaña al bolívar venezolano. Su caída desde junio de 2013 y abril de 2017 ha sido sostenida e indetenible. Hoy, el bolívar carece de valor.

Con el colapso de la moneda llega la inflación. Para el momento del arribo del Presidente Maduro, la inflación estaba en tres dígitos y en aumento.

Con la aceleración de la inflación, el Banco Central de Venezuela (BCV) se convirtió en una fuente no confiable de datos sobre la ésta. De hecho, desde diciembre de 2014 hasta enero de 2016, el BCV no reportó estadísticas sobre inflación. Para remediar este problema, el Proyecto de  Monedas Turbulentas del Instituto Johns Hopkins-Cato, el cual dirijo, comenzó a medir la inflación en 2013.

El valor más importante en una economía es la tasa de cambio entre la moneda local y la moneda de la reserva mundial : el dólar americano. Mientras exista un mercado negro activo (léase libre mercado) para la moneda y estén disponibles los datos del mercado negro, alteraciones en la tasa de cambio del mercado negro pueda transformarse de forma confiable en estimados precisos de la tasa de inflación de todo el país. El principio económico de Paridad de Poder de Compra (PPC) permite dicha transformación.

Yo computo la tasa de inflación anual implícita en base diaria usando el PPC para traducir cambios en la tasa VEF/USD a una tasa de inflación anual. La gráfica abajo muestra el curso de la tasa anual, la cual alcanzó el pico de 800% (año/año) en verano de 2015. Al 3 de julio, la tasa de inflación anual apuntaba 662%, una de las más altas del mundo.

Para detener la espiral de la muerte de Venezuela, ésta debe tirar el bolívar a la basura y adoptar el “greenback”. Esto es llamado “dolarización”. Es un elixir probado. Lo se porque cuando se hizo ésto con el dinar yugoeslavo en 1999 y se reemplazo por el marco alemán, yo fungía como Consejero de Estado en Montenegro. También observé la exitosa dolarización en Ecuador en 2001 cuando estaba trabajando como consejero para el Ministro de Economía y Finanzas de ese país.

Los países que oficialmente están dolarizados producen menos y menores variables de tasa de inflación, tasas de crecimiento económico más estables que aquellas comparadas con países cuyos bancos centrales emiten moneda local. Por lo tanto la dolarización es deseable.

De nueve países latinoamericano, tres, Panamá, Ecuador y El Salvador, están dolarizados oficialmente. Mientras que Perú está semi-oficializado (léase: ambos, el sol peruano y el dólar estadounidense, son usados como moneda corriente.) En los países dolarizados, el crecimiento real del PIB es más estable y generalmente superior a aquellos países donde se emiten las propias monedas locales.

Así que no todo es tan terrible para Venezuela. Después de todo, existe una forma probada y real de estabilizar la economía, condición necesaria requerida antes de que se inicie la masiva tarea de las reformas que le den vida. Es la dolarización.

Justamente ¿Qué piensa el venezolano sobre la idea de la dolarización? Para responder a esa pregunta, La encuestadora Datincorp realizó recientemente una encuesta de opinión pública en Caracas.  El resultado fue estimulante, sesenta y dos (62%) de la población está a favor. Es el momento, entonces, para que los políticos prácticos e informados acojan la idea de la dolarización. Ya el pueblo lo ha hecho.

 
Artículos anteriores

Inflación en Venezuela anual se ubicó en 615%

12 de Agosto de 2015

El economista estadounidense Steve H. Hanke advirtió que la inflación en Venezuela anual se ubicó en 615%, entre agosto de 2014 y julio de 2015 y resaltó que la economía del país ya ingresó "en una espiral de la muerte”.

ver más »